ARBITRAJE Y DEPORTE ESCOLAR

LOS ÁRBITROS SOMOS DEPORTISTAS

Cuando leo la carta cuyo enlace copio más abajo, remitida por un árbitro de futsal de 16 años, se me pone la carne de gallina, pues defiende al estamento arbitral por encima de personalismos, priorizando al grupo. Esta ha sido mi principal obsesión como árbitro, pues siempre he criticado la desunión del colectivo y el hecho de que los trencillas nos movamos por intereses personales, sin pensar en que lo que sembremos todos será beneficioso para cada uno de nosotros en los distintos campos que pisemos.

Ya sé que no soy árbitro ahora, pero perdonarme por hablar en primera persona del presente, porque el que fue árbitro por afición, no por interés crematístico, lo seguirá siendo durante toda su existencia, es un veneno, es una forma de vida. Fui, soy y seré incapaz de insultar a un árbitro en un partido, juegue mi equipo o no, sea de fútbol o de baloncesto. Sólo el hecho de enfundarse el uniforme merece tanto respeto o más que el que tienen para mí los deportistas de cualquier disciplina deportiva, porque LOS ÁRBITROS SOMOS DEPORTISTAS. 

No dejéis de leer este documento en el que un "niño" pone la cordura que falta entre los adultos del mundo del deporte, ya sean dirigentes deportivos, espectadores, entrenadores, jugadores o profesionales de los medios. Pincha AQUÍ para leerla.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: